The Hayes Law Firm

Call Now:
323-693-1052

Mordidas de perro 
Home » Mordidas de perro 

Mordidas de perro

Qué hacer tras una mordida de perro

Según el Código Municipal de Montebello, las mordidas y ataques de perros deben reportarse a la Autoridad de Control de Animales del Área del Suroeste (Southeast Area Animal Control Authority, SEAACA). SEAACA reporta que cada año suceden aproximadamente 4.7 millones de mordidas de perro en los Estados Unidos y alrededor del 50% de esos ataques involucra a niños menores de 12 años. Las lesiones causadas por el ataque de un perro pueden ser devastadoras y muy costosas para personas de cualquier edad.

El sistema legal está aquí para protegerlo

Las leyes de California contemplan responsabilidad objetiva en casos de mordidas de perro, lo que significa que el dueño del perro es responsable por las lesiones y daños resultantes bajo las siguientes circunstancias:

  • La víctima se encontraba en propiedad pública o en propiedad privada de forma legítima cuando ocurrió el ataque del perro. Los invasores de propiedad ajena por lo regular tienen prohibido recibir recuperación aunque podría haber excepciones.
  • La víctima sufrió lesiones reales como resultado del ataque del perro.
  • La víctima no provocó al perro antes del ataque. Las provocaciones pueden incluir hostigar, molestar o maltratar al perro.
  • El perro no era un perro militar o policial.

Dependiendo de las lesiones de la víctima, los daños que pueden recuperarse podrían incluir, pero no se limitan a, gastos médicos pasados y futuros, ingresos perdidos pasados y futuros y dolor y sufrimiento. Cuando las lesiones son graves, podrían requerirse múltiples cirugías y cuidado médico sustancial en el futuro para reparar el daño a piel, tendones, ligamentos y músculos.

La recuperación para transeúntes es posible

Bajo las leyes de California, en algunos casos de ataques de perros, los transeúntes que presencien un ataque podrían tener derecho a una recuperación por la angustia emocional sufrida como resultado de este. Los transeúntes pueden tener derecho a una recuperación cuando se reúnen los siguientes elementos:

  • El demandante estaba presente al momento del ataque del perro.
  • El demandante estaba al tanto de que el perro estaba atacando a la víctima.
  • El demandante y la víctima tienen una relación suficientemente estrecha, lo que por lo regular significa que tienen algún parentesco directo o político.
  • El demandante sufrió angustia emocional grave como resultado de haber estado presente y al tanto del ataque del perro.

Las aseguradoras representan al demandado en la mayoría de las reclamaciones por mordidas de perro. El único objetivo de la aseguradora es pagarle lo menos posible a cambio de una renuncia de responsabilidad. Es importante consultar con un abogado antes de aceptar cualquier acuerdo para asegurarse de que se le esté compensando plenamente por sus lesiones y daños.

Comprenda las recomendaciones de SEAACA

Con el fin de reducir las instancias de mordidas de perro, SEAACA les recomienda que los propietarios de perros sigan estas acciones:

  • Esterilizar a los perros para reducir su agresividad.
  • Contener a los perros en patios o limitarlos con una correa cuando no se encuentren en la propiedad del dueño. Veinticuatro por ciento de las mordidas de perro ocurren cuando los perros no tienen correa y se encuentran a fuera de la propiedad de su dueño.
  • Entrenar a los perros y permitirles socializar. El entrenamiento se debe llevar a cabo cuando los cachorros tienen de ocho a 16 semanas.

Nuestros abogados tienen amplia experiencia en litigios y negociaciones con aseguradoras y abogarán por una compensación plena y justa para usted y su familia.

Llame hoy para programar una consulta

Para su comodidad, proporcionamos una lista de preguntas comunes que puede consultar en nuestra página de preguntas frecuentes (FAQ) sobre mordidas de perro. Para hablar con un abogado sobre su situación legal, envíenos un correo electrónico o llame a The Hayes Law Firm al 323-693-1052 .